DIRECTORIO


Este blog participa en un Directorio Internacional

ARDERÁN SIEMPRE ESTOS LEÑOS AL CALOR DE TU GENEROSIDAD Y COMPAÑÍA Alma Mateos Taborda (princesa azul)

BIENVENIDOS Y GRACIAS, QUERIDOS SEGUIDORES

7 de septiembre de 2009

REGALOS - POEMAS GRABADOS POR: MAR EN CALMA

ME IRÉ



Me iré cuando me dejes engañada
como se engaña la inocencia de los niños;
quiero despertar y soñar que me llamas
y esperarte sin que llegues, para estar conmigo.

Me iré sola y sin nombrarte por las calles,
para que el aire, la luz, el pavimento,
se rieguen y florezcan por las tardes
con el suave gemir de mis silencios.

Me iré en un día gris cuando se gaste
el rumor de una tarde sin sentido,
cuando hasta la última gota de mi sangre
me reclame que me equivoqué contigo.

Me iré y sé que tendrás entre tus manos
esa furia que destruye los recuerdos
y te sentirás como un barco naufragando
cuando yo también me encuentre lejos.

Me iré y sé que habrás de recordar un día
que prometiste todo, hasta ponerme alas
y me dejaste tan sólo en la porfía
de saber que fui mucho y hoy…, no soy nada.

Y en cada risa encontrarás mi risa,
en cada cara encontrarás mi cara,
en cada viento encontrarás mi brisa
y en cada ojo secarás mis lágrimas.

En muchos labios hallarás mis besos
y en cada invierno sentirás mi frío;
en cada sueño encontrarás mis sueños
y en esos sueños hallarás mis gritos.

En cada huella encontrarás mi huella,
con mi nombre vencido a cada paso;
pero en las fiestas… no hallarás mis fiestas…,
¡sabrás que me venció el fracaso!

En cada mano encontrarás mis manos,
que no pudieron quedarse en tus caricias:
ni en el beso escondido entre los labios
que se niega a brindarse en despedida.

En cada estrella no hallarás mi estrella,
pero sí me verás en el ocaso
y en las novias junto a la promesa,
con el alma buena y el vestido blanco.

Me iré sin comprender porqué he comprendido
tu mezquina forma de asumir la vida,
y prenderé en el ruedo del vestido
todas las tristezas y todas las heridas.

Apretaré mis puños y secaré mis lágrimas
frente a esta realidad que tanto duele;
y buscaré ser como el cisne porque canta,
en el momento crucial en que se muere.

© 2008 Alma Mateos Taborda


AMOR DE OTOÑO



Yo te encontré cuando el otoño,
ponía su impronta en nuestras venas,
y un sublime aletear de mariposas,
encendían hermosas primaveras.
Yo te encontré cuando la luna,
despuntaba su gris plata entre mis huesos;
cuando en octubre salpicaba de capullos,
la rosa avergonzada de los tiempos.
Yo te encontré dibujándote en mi huella,
cuando fijabas residencia en mi cabeza
Me cautivó tu voz de enredadera,
Y tus modos gentiles y perfectos…
Y un día, cuando menos lo pensaba,
te hallé en mi corazón lustrando sueños
como un habitante predilecto.
Alojabas en él, dulces recuerdos
y borrabas calendarios de silencios,
con la magia de toda tu ternura.
Un vuelo de gaviotas se agitaba
sobre el hilván de una esperanza nueva,
la juventud volvía con el alba,
y el alba perfumaba los encuentros.
Yo tenía claveles en el alma
Y tú golondrinas en el pecho.
Yo te encontré cuando el otoño
se atrevía a gestar las primaveras,
nos encontramos cuando los pimpollos
lucían sus corolas sin vergüenza,
y cuando el amor divulgaba su alegría
y encendía un cielo de luciérnagas.


© 2008 Alma Mateos Taborda



1 comentario:

Leo dijo...

Alma: Dos poemas preciosos 1º. ME
IRÉ.-Yo haría lo que el poema dice, pues pienso que, cuando el otro u otra ya no quiren vale más dar la libertad para que la pena no se junte con los sinsabores de querer tener por fuerza, sería también bochornoso y bajo.

2º.- Amor de Otoño.-A veces en el Otoño de la Vida puede ser hermoso.

He cogido dos regalos que me gustan muchísimo por los versos que llevan, tuyos.

Gracias por todo
Eres jóven, tú si que puedes seguir y seguir.....
Abrazos
Leonor